Información y Legislación

En el año 1973 la Medicina Laboral se introduce definitivamente en el país como una disciplina significativa en el ámbito de los recursos humanos empresariales. Se crea entonces el primer conjunto de reglamentaciones orgánicas y estructuradas que entre otras cosas define las condiciones de contratación y existencia de los Servicios Externos de Medicina del Trabajo, más habitualmente llamados “Empresas médico laborales” y sus prestaciones: exámenes preocupacionales o de ingreso, exámenes periódicos, controles de ausentismo.-

Pero ¿Quienes son los responsables de velar por la Salud Laboral de los trabajadores?

Desde un punto de vista legal, tenemos que hacer una referencia obligatoria al principal marco legislativo, que es la Ley 24.557de Riesgos del Trabajo.-

Desde la filosofía de esta Ley, y desde su propio texto, se establece que la responsabilidad de la Vigilancia de la Salud de los Trabajadores recae directamente sobre el Empleador.-

Con posterioridad, aparece el denominado Reglamento de los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales (RD 39/97), y en conjunto, se regula legalmente de qué manera el Empresario puede articular la prevención de riesgos laborales en su Empresa, labor que en algunos casos puede asumir personalmente.

Sin embargo, la Vigilancia de la Salud Laboral de los trabajadores tiene que delegarla obligatoriamente creando en su Empresa un Servicio Médico y de Prevención Propio, o recurriendo a un Servicio de Prevención tercerizado en aquellos que somos especialistas en esa materia.-

Se debe obtener un beneficio individual para el trabajador, con objeto de optimizar su estado de salud en el trabajo que desempeñe, y también un beneficio colectivo, encaminado a evaluar los resultados de la Vigilancia de la Salud laboral con criterios epidemiológicos, y colaborar tanto con la Empresa como los diferentes responsables del Sistema Nacional de Salud para la prevención de riesgos laborales, y la mejora continua de las condiciones y medioambiente de trabajo.-